viernes, 13 de junio de 2008

En mis sábanas aun está tu huella, tu sudor no me deja dormir, lo impregnó todo, mi piel sólo huele a tí, no quiero que me devuelvas mi aroma, te lo regalé cuando hicimos el amor, yo me quedé con el tuyo para no volver a olvidarme de tí. hoy la lluvia intentó robarmelo, pero no lo consiguió, lo guardé entre mis piernas para no perderlo.

1 comentario:

DoorToDoor dijo...

Hoy no, fue antes de ayer En la ventana temerarias se nos mojaron los pies.
Ahora comprendo porque no haces la cama casi nunca, pero tranki que el bulto del colchón parece indomable, cuando lo empujas por un lado aparece en el otro (¡ya ves ¡)
Me alegras los días grande y pequeña persona , GRACIAS ,